3 factores para una buena salud.

¡Hola de nuevo!

Hoy es un día maravilloso, desperté justamente a las 7.00 de la mañana y recordé entre varias actividades que hay que realizar esta interesante labor que es escribir sobre la salud.

Un colega me comentaba que cuando se encuentra estresado por toda la semana de trabajo se relajaba con buscar a varios compañeros para reunirse y decir repetidamente “salud”, como crees que terminaban? obviamente tan relajados que ni se acordaban de lo tanto que bebieron y comieron, eso si, con una buena resaca al día siguiente.

Después de este “chiste” pasemos a lo que venimos:

Existe salud cuando estamos en aptitud completa de realizar normalmente nuestras actividades o funciones.

Esto quiere decir que no hay dificultad o impedimento para tener una vida plena y normal, son tres los factores que influyen para tener una buena salud: Una buena alimentación, movimiento constante, es decir ejercicio físico y el tercero que es tan importante como los anteriores, una buena actitud mental.

Hace unos años, aproximadamente 10 tuve una rara enfermedad, me vieron varios médicos, me realizaron análisis de sangre de orina de piel y no se encontró nada anormal en los estudios, por lo que los médicos me dijeron una frase que nunca se me olvidará “aprende a vivir con tu problema” resulta que mis manos, sin motivo aparente un día comenzaron a engrosar su piel como si estuviera llenándose de callos, si piel fuerte como consecuencia de una actividad ruda, pero resulta que mi trabajo era de oficina, poco tiempo después la piel de ambas manos se resecó y se agrietó comenzando a escarapelarse, dejando laceraciones y heridas que me impedían tocar cualquier superficie empolvada, sucia o áspera porque ello incrementaba las heridas de las manos, no podía limpiar mi escritorio, el carro ni nada por el estilo, así estuve durante más de 2 años en un peregrinar de dermatólogo a dermatólogo haciendo todo lo que me indicaban, tomando cortisonas y medicamentos que lejos de mejorar mi situación la empeoraron con dolores articulares, de riñones, en fin, creí incluso que era normal por estar llegando a los 40´s  y estar dando el “viejaso”. Ahora, después de superada la enfermedad, veo que eran factores externos que me afectaron y lo comento en este espacio,   estrés por exceso de trabajo, tenia a mi cargo más de 50 juicios para desalojar a inquilinos morosos,  uno a 2 lanzamientos semanales con el auxilio de la fuerza pública en Cancún Qrro, ¡imagínate el panorama! policías, cerrajeros, curiosos y agresiones verbales y hasta físicas a veces, ¡era terrible, estresante!

 Falta de una adecuada alimentación. Comía bien, pero no me alimentaba bien, y además por mi tipo de trabajo, llevaba una vida sedentaria, iba a la oficina y a los juzgados en automóvil, caminaba escasamente y no tenia tiempo para ejercitarme y por último estaba siempre sumamente preocupado por realizar bien mi trabajo que descuidé incluso mi vida familiar, afectiva y social. ¿Será entonces que aquella enfermedad se relacionara con todo ello?

En el próximo comentario ampliaré sobre este tema que he vivido y superado.

Hasta la próxima¡

Iván Novelo.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s